LAS ACTUALES ETAPAS DE LA VIDA DEL SER HUMANO. La alegría de saber cómo han aumentado estos periodos y la necesidad de aprender a disfrutar de ellos.

Dr. Enrique Gómez-Alvarez Salinas

Dr. Enrique Gómez-Alvarez Salinas

Etapas de la vida del ser humano

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Valorando la repercusión que está teniendo la pandemia sobre las personas mayores, he buscado información sobre las etapas de la vida del ser humano, para especificar cuando consideramos que una persona es “mayor”, y he encontrado un tema muy interesante que paso a exponeros.

¿Sabemos exactamente dónde empiezan y dónde terminan las etapas de la vida del ser humano?

Hasta ahora, y desde la antigüedad, se ha admitido que la vida humana transcurría en tres etapas:

1- Infanto-Juvenil. De 0 a 26 años. Se dividía en 4 subperiodos:

       -Primera Infancia: 0 – 5 años

       -Infancia: 6 – 11 años

       -Adolescencia: 12 – 18 años

       -Juventud: 18 – 26 años

2- Madurez: De 27 a 59 años

3- Vejez: Más de 60 años. Se llamaba ancianidad cuando la persona mantenía la autono­mía personal o senectud cuando se requería ayuda externa para vivir.

¿Pero es esa la realidad en el mundo actual?

¿Consideramos que una persona de 35 años no es joven?

¿Es un anciano una persona de 61 años?

Está claro que la situación ha cambiado y que, en el momento actual, con el aumento de la esperanza de vida, con la mejoría global de la calidad de vida y con el retraso producido en los cambios vitales de las personas, esa clasificación ha quedado obsoleta.

Una de las clasificaciones más utilizadas para determinar las etapas de la vida del ser humano, en el día de hoy, es la siguiente:

1- Infancia-Adolescencia: Hasta los 18 años

2- Juventud: De los 18 a los 40 años

3- Edad Adulta (Adultez): De los 40 a los 55 años

4- Madurez: De los 55 a los 70 años

5- Edad Longeva (Vejez): A partir de los 70

Desde el momento del nacimiento, el organismo va realizando un desarrollo corporal progresivo hasta alcanzar su máxima capacidad funcional hacia los 18-20 años.

A partir de ese momento se inicia un lento proceso de decaimiento, un lógico y fisiológico proceso de envejecimiento, que conlleva la disminución progresiva de la capacidad funcional de las células, de los órganos y del organismo en su conjunto.

Pero este proceso se ha ralentizado con la mejoría de la calidad de vida de las personas y con el aumento de la esperanza de vida logrado en las últimas décadas.

Etapas de la vida del ser humano

Vamos a describir estos periodos fundamentales de las etapas de la vida del ser humano:

Infancia y Adolescencia:

El pleno desarrollo corporal y mental se realiza en la infancia y la adolescencia, finalizando sobre los 18 años.

Este periodo, como vemos, no ha cambiado en duración con relación a las clasificaciones anteriores de las etapas de la vida

El niño y el adolescente aún permanecen ligados en todo a la familia (manutención, afectividad, estudios, trabajo).

Existe una fuerte interacción familiar que influye (positiva o negativamente) en la formación de una personalidad progresivamente independiente que intentará finalmente su autonomía personal al final de la etapa.

Etapas de la vida del ser humano
Foto de Adrian Cogua en unsplash

Juventud:

Actualmente se considera que la juventud debe extenderse hasta los 40 años. Entre los 35 y 40 años dicen algunos autores. Yo voy a ir de optimista en esta clasificación y me voy a los 40.

Como vemos, este periodo se ha alargado mucho con relación a las clasificaciones previas de las etapas de la vida.

Esto ha ocurrido por el alargamiento del tiempo de estudios y de aprendizaje profesional, por la mejora de las condiciones de vida que alargan la plenitud vital de la persona, por el retraso en la edad de matrimonio o de una unión estable y por otros factores socioculturales positivos.

La primera característica importante de la juventud es su necesidad de autonomía, por lo que uno de sus rasgos típicos es la ruptura con la familia de origen.

Una de las mayores preocupaciones del joven es encontrar trabajo y prosperar en él.

Cómo su organismo le permite un mayor gasto energético (el joven puede aguantar noches sin dormir, viajes pesados, comidas a deshora con un mínimo descanso y una fácil reposición) es la época más potente para aguantar el trabajo duro, así como para buscar y lograr el desarrollo personal máximo.

Además, en la juven­tud existe una ausencia del sentido temporal.

La vida, que está por delante, es algo que parece de enorme duración y que permitirá en el futuro realizar todo lo que no se ha podido hacer hasta ahora (hacer viajes, conocer sitios nuevos, aprender idiomas, practi­car deporte, desarrollar aficiones, cam­biar de trabajo, etc.)

Todas las posibilidades vitales son factibles para el joven.

Etapas de la vida del ser humano
Foto de Andreea Pop en unsplash

Adultez (edad adulta):

Este periodo se considera que se encuentra entre los 41 y 55 años de edad.

Existe habitualmente una situación de estabilidad profesional.

Suele existir menos capacidad de progreso, con una actividad que se vuelve más rutinaria.

Comienzan a aparecer algunos de los achaques propios del envejeci­miento, como pueden ser la pérdida de pelo en el hombre, caries, aumento de peso, cansancio ante el esfuerzo menores, …

En ocasiones se per­ciben las primeras manifestaciones de algún proceso clínico: úlcera de estómago, diabetes, reumatismo, alteraciones afectivas,…

El cuerpo, hasta entonces “compañero silencioso”, empieza a hacerse notar.

Comienza esta etapa con la “crisis de los cuarenta”

Se empieza a producir una percepción en la temporalidad de la vida. En gran parte provocado por las limitaciones del propio cuerpo.

Ya se comienza a pensar que no se tiene todo el tiempo del mundo por delante.

Es la constatación de que el tiempo vital ya está limita­do y que, por tanto, hay ideas proyectos, ambiciones, que nunca se podrán realizar. Exige una reprogramación, eliminando lo deseado pero inaccesible para centrarnos en lo realmente realizable.

La edad adulta (adultez) es una de las etapas de la vida donde la persona sigue estando en gran plenitud de forma física, hay experiencia así como mayor capacidad económica y de estabilidad personal.

Etapas de la vida del ser humano
Foto de Patricia Prudente en unsplash

Madurez:

Abarca este periodo desde los 55 hasta los 70 años.

El panorama familiar cambia. Los hijos comienzan a salir de casa. Aparece el «síndrome del nido vacío».

Suele haber más ingresos económicos y menos gastos, por lo que es una época que puede ser de mayor capacidad de disfrute personal.

Desde el punto de vista profesional, la madurez puede ser un periodo de mayor capacidad laboral por la experiencia que tenemos, que nos puede llevar a manejarnos mejor en la organización y en la dirección de nuestra vida personal y profesional.

Es el momento de la llegada de los nietos. La “abue­lez” es una situación especial y muy positiva ya que es más fácil el trato de abuelo a nieto que de padre a hijo, sin la obligatoriedad además de la enseñanza y la educación.

Etapas de la vida del ser humano

Longevidad o edad longeva (personas mayores):

Periodo de vida a partir de los 70 años.

Este periodo está modulado en su inicio por la edad de jubilación ya que este hecho, la jubilación, es el principal determinante de las nuevas condicio­nes sociales y personales.

Este periodo vital, la edad longeva, anteriormente bre­ve, es ahora cada vez más prolongado gracias a los avances médicos y sociales, siendo una labor de todos tratar de hacer que se pueda vivir en total plenitud.

Vejez, senectud, anciani­dad, se consideran ahora conceptos peyorativos, por esto se utilizan los conceptos longevidad, edad longeva o personas mayores.

La medicina ha tenido avances extraordinarios y como consecuencia la edad longeva puede ser una de las etapas de la vida más gratificantes y satisfactorias.

Etapas de la vida del ser humano
Foto del diario “ABC”

El aumento de la esperanza de vida y la mayor calidad de la misma han hecho que las etapas de la vida hayan cambiado.

Mi abuela falleció con 72 años, pero yo la rememoro, desde que tengo recuerdos de ella, como una anciana, como una persona muy mayor.

Hoy, con 72 años podemos estar en plenitud de vida y hay que aprovecharlo, disfrutando de esta época tanto como hemos disfrutado en las anteriores etapas de la vida.

Después de lo comentado considero que partir de ahora no podemos aceptar que una persona de 51 años sea considerada “anciana”, como hemos podido ver a veces en las noticias.

Etapas de la vida del ser humano

Esperemos que la alteración que el Covid-19 está provocando en todos nosotros, en todas las etapas de la vida, no vaya a romper esta buena dinámica positiva que hemos conseguido.

Creo que a más de uno se le habrá alegrado el día al poder constatar que se encuentra en una etapa de la vida menos mayor de lo que podía pensar.

¡Somos más jóvenes de lo que a veces creemos!

Si me sigues en Twitter podrás estar al día de todas mis publicaciones.

¿Te ha gustado? Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email